No te compares para estresarte, mejor OBSERVA para INSPIRATE.

En la carrera de la vida y los negocios, todos arrancamos piloteando diferente auto con diferente motor. Pero en ocasiones no somos tan conscientes de ello. En diferentes foros o reuniones escucho como las personas se comparan o nos comparamos con otras en diferentes ámbitos, profesional, familiar, económico, cultural, académico y en el ámbito de los negocios no es la excepción. Observamos los desempeños profesionales o de negocios de otros y tendemos a compararlos con los nuestros. El problema no es compararse para contagiarse de lo bien que lo hacen los demás sino que en ocasiones esas comparaciones generar estrés o ansiedad. Me toco escuchar hace un par de meses a un colega que se dedicaba más a estar observando y comparándose con los éxitos de otros, que poniendo atención y enfoque en los propios.

El carro en el que iniciamos la carrera de la vida y los negocios es diferente en cada uno de nosotros. Por lo cual compararse puede convertirse en un desgaste negativo mentalmente más que positivo. Algunos arrancaron la carrera en un “Ferrari” y otros en un “Vocho”. Algunos tenían el respaldo económico, entrenamiento, capacitación y valores para pilotear en la pista a altas velocidades y tal vez otros tenían que ir a una menor velocidad por que hubo una carencia de alguna o de varias de las anteriores características. Por lo tanto compararse cuando los autos, motores y diseño de carrocería son distintos, se vuelve más bien un vicio negativo, que considero no agrega valor.

En cambio observar las buenas prácticas, el empuje, la capacidad de ejecución, de sobreponerse al fracaso y de pilotear eficientemente un buen auto, es decir la vida o los negocios de personas exitosas, siempre debe ser un tema de admiración. Y como tal, es más positivo observar para contagiarse, ya que seguramente hay buenas prácticas que podemos aprender y replicar, así como evitar las que consideramos no agregan tanto valor.

En conclusión considero que independientemente del auto y motor con el que te tocó arrancar la carrera de la vida y los negocios, si tienes clara tu meta final, constancia y una actitud a prueba de todo, llegaras al mismo lugar ya sea en un “Ferrari” o en “Vocho”.

¿Tú que ponías?, Dale click a seguir este blog para que recibas nuevas entregas. Comparte esta post con un amigo al que pueda interesarle y déjame tus comentarios.

Sígueme en las redes sociales

Facebook: @ricardocantuoficial

Instagram: @ricardocantuoficial

Twitter: @ricardocantuofi

Linkedin: @ricardocnatuoficial

Email: hola@ricardocantu.com

Blog: http://www.ricardocantu.com

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s