Aproximación fallida, ¿Tener o no tener un Plan B?

Plan B

Hace un par de semanas participé en una conferencia de negocios donde el ponente afirmaba que había que tener un Plan B en tus proyectos de negocios o emprendimientos, ya que por lo regular el A no serviría. Después de esta afirmación, se detonó un debate interesante alrededor de este tema. Mientras algunos asistentes reforzaban que era importante tenerlo, otros emprendedores, empresarios y consultores opinaban lo contrario. Uno de estos últimos comento “Yo escuche alguna vez que tener un Plan B, era destinarse desde el inicio al fracaso del Plan A, es decir como si desde un principio nos mentalizarnos a perder o no lograr nuestra meta.” Otros decían “Lo mejor es tener un Plan A y concentrar todas las energías en como si ejecutarlo de forma impecable para tener éxito.”
Así termino el debate aquel día y olvide el tema. Hasta que hoy por la mañana en el vuelo en el que viajaba de Ciudad de México a Veracruz transcurría todo como de costumbre. Hasta que percibí que en el proceso de descenso para aterrizar, el piloto enfiló el avión rumbo al aeropuerto, tomo como lo hacen regularmente tiempo, distancia y elevación necesaria para bajar. Sin embargo conforme iba descendiendo el avión, la visión de la pista era cada vez menor debido a la cantidad y densidad de la neblina, por lo que el piloto tuvo que abortar el aterrizaje y por seguridad alejarse del aeropuerto. Después de esto nos informó desde cabina que debido a la poca visibilidad no había sido posible el aterrizaje, que darían una vuelta y lo intentarían por segunda vez, y que de no ser posible de nuevo, buscarían un aeropuerto alterno para aterrizar, el cual en este caso podría ser Acapulco.
El avión dio la vuelta, tomo de nuevo dirección al aeropuerto, se enfiló a la pista, al parecer ahora con mayor precaución que en la primera ocasión, y conforme íbamos bajando parecía más despejado, sin embargo al seguir descendiendo la pista fue visible demasiado tarde. Es decir el piloto tuvo que elevar el avión de nuevo ya que no logró encontrar el tiempo y el espacio adecuado para descender sin riesgos. Finalmente el vuelo tomo otro rumbo y nos informaron que en lugar de Acapulco, aterrizaríamos en Puebla como opción alterna por cuestiones de logística.
Bien, ¿Por que ccontar toda esta historia?, la cuento por que me parece una buena analogía en relación con tener o no un Plan B. ¿Se imaginan si el piloto no tuviera previamente un Plan B o aeropuerto alterno para poder aterrizar en caso de no poder hacerlo en su primera opción de acuerdo a su Plan A? Si no lo tuvieran previsto con anterioridad, posiblemente el vuelo hubiera terminado en tragedia y yo no estaría escribiendo este blog en estos momentos.
Conclusiones, consideró que desde luego debemos tener un Plan A robusto y buscar una ejecución exitosa del mismo. Pero como lo vivimos en esta ocasión, de igual forma es importante tener un Plan B (aterrizar en Acapulco) o incluso un Plan C (aterrizar en Puebla), y por que no hasta un D (regresar a origen Ciudad de México en este caso).
En los negocios como en la vida es importante estar preparados para todo, tanto lo positivo, como los retos que se presenten.
Al bajar del avión en Puebla platique con el piloto acerca de la maniobra y me comento “Por cuestiones de combustible no podía tomar el riesgo de intentarlo una tercera vez”. Al final de cuentas es mas importante la vida de las personas que seguir insistiendo. Pensemos que el combustible del avión en este caso es el flujo de efectivo o recursos con los que contamos para invertir en nuestro proyecto o negocio, tenemos que tener la suficiente inteligencia emocional para tomar decisiones acertadas en el tiempo adecuado para no seguir gastando recursos cuando no es el mejor momento. Seguro las condiciones cambiaran o deberemos tener la paciencia necesaria para intentarlo de nuevo o ejecutar un Plan B que nos ayude a alcanzar la meta deseada. En esta ocasión el Plan C fue el que funcionó ya que después de aterrizar en Puebla y esperar una hora a que las condiciones climáticas cambiaran, despegamos de nuevo y aterrizamos exitosamente en Veracruz dos horas después de lo estimado en un inicio, pero al final el piloto cumplido con su objetivo.
¿Tu que opinas?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s